Cuentos

Año 2006

La Mariposa Mágica

La Mariposa Mágica

Introducción

Había una vez una niña que caminaba por el bosque. Mientras caminaba, sin darse cuenta llegó a un lugar lleno de mariposas.

Una de esas hermosas mariposas se acercó a la niña y se le posó en la mano, la niña le dijo a la mariposa: 'hermosa mariposita, vuela con tus amigas'. Cuando ella le dijo así, la mariposa se convirtió en un hada mágica y le dijo: 'querida niña, yo soy la única mariposa que se transforma en un hada mágica y te he elegido a ti para que seas mi amiga. La niña muy contenta respondió: 'entonces desde ahora seremos amigas, mi nombre es Jessy, ¿y tu como te llamas?' - El hada le dijo que se llamaba Geraldine.

Capítulo 1: Las aventuras del hada y la niña Jessy.

La niña Jessy invitó al hada Geraldine a tomar el té en su casa. El hada le contestó: 'bueno, yo después te invito a mi casa a jugar', Jessy muy feliz le respondió que si.

Llegaron a la casa de Jessy donde se sirvieron un riquísimo té con torta. Cuando ambas estuvieron satisfechas la dos, partieron hacia la casa del hada Geraldine.

Capítulo 2: Llegar hasta la casa del hada se convirtió en una aventura.

Para llegar hasta la casa de Geraldine, tuvieron que pasar junto a una montaña en donde vivían animales salvajes. Geraldine le dijo a Jessy que tenga cuidado, ya que podían ser vistas por alguno de los animales salvajes. Jessy alarmada exclamó: '¿Animales salvajes aquí?!'. 'No te preocupes, si vienes a mi lado, no te pasará nada' respondió Geraldine, 'pero apúrate…'. A esto Jessy dijo: 'bueno, iré a tu lado'. De repente aparece un leopardo frente a ellas. El hada sacó su varita y lo hechizó diciendo: 'leopardo, leopardo, déjanos pasar y siempre serás mi amigo'. En un parpadeo, el leopardo se volvió manso como un gatito y las acompañó por el resto del camino cuidándolas de los peligros de la montaña. Una vez que hubieron pasado la montaña de los animales salvajes, el leopardo se detuvo y se despidió de ellas diciendo: 'Geraldine, Jessy, desde aquí ya pueden seguir tranquilas ya que no hay más peligros'.

Después de despedirse del leopardo llegaron a un poso donde escucharon gritar a un hada y a una niña entonces Geraldine dijo: me parece que alguien esta gritando, Jessy le responde: 'si, tienes razón, se escuchan ruidos'. Cuando miraron al pozo, vieron a un hada y a una niña, entonces Jessy preguntó: '¿No era que tu eras la única mariposa que se transformaba en hada? Geraldine respondió: 'si, es verdad, lo que pasa es que ella no es mariposa, es solo un hada'. Entonces Jessy le dijo, 'si, ayudémoslas para que puedan salir del pozo'. Geraldine toma la mano de Joy, así se llamaba el hada que estaba en el pozo, y Jessy tomó la mano de Rosita, la niña amiga del hada Joy que estaba también en el pozo.

Joy dijo: '¡muchas gracias por ayudarnos! ¿Hacia donde se dirigen?

Geraldine contestó que iban a su casa que se llamaba Old Holbor, y Joy dijo: 'ah, ¿podemos ir con ustedes?, no tenemos a donde ir. Geraldine respondió: '¡por supuesto, estaremos muy felices de tener compañía!'.

Llegaron todos juntos a la casa, entraron y prendieron las velas. Luego, fueron al cuarto de Geraldine donde se dedicaron a contar cuentos.